"sin" o "con"

Este verano compré un vino sin alcohol a mi mujer embarazada, pues ella también es una entusiasta como yo del milagro de la uva. En el mercado hay bien pocos, por no decir ninguno excepto el Natureo de Torres, así que, fue una elección fácil.

El Natureo no es un mosto, sino que posee cierta acidez que lo difiere del mero zumo. Sin embargo, que nadie se espere llegar a confundirlo con un vino de verdad. Es más, creo que el Natureo gusta más a la gente que no suele beber o le gusta el vino que a la gente que no puede beberlo y sí le gusta. Quizás, sea lo mismo que ver la película de un libro fabuloso: es posible que pongamos una cara tuerta después de la experiencia.

Para los curiosos, vale la pena probarlo. Supongo que algún día la ciencia encontrará el sistema perfecto para desarrollar un vino “sin” sin perder virtudes respecto a un vino “con”.

Si ya lo habéis comprado y no os gusta, va perfecto para cocinar.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s