Nunca bebemos dos vinos iguales


Tal y como decía Heráclito, nunca entramos dos veces en el mismo río. En efecto, las mismas variedades de uva parecen distintas según la zona donde se vinifican. Precisamente, uno de los lugares más interesantes para catar un syrah es Alella, esa pequeña pero matona DO a tiro de piedra de Barcelona.

Por ejemplo, esta uva tinta es la que podemos encontrar en el Parvus. Un vino de crianza en el que la syrah no te avasalla con sus aromas balsámicos, sino que todavía conserva el frescor de la fruta y de hiervas aromáticas.

Si se deciden por el Parvus, éste funciona mejor ligeramente enfriado, y lo puden maridar con embutidos, ensaladas de pasta o con una tortilla española. Pero también, para pasar una tarde leyendo o escuchando música.

Enlace a “Parvus”

Anuncios