No tengo palabras…

Me encontraba en un restaurante. Éramos dos, en una cena romántica de pescado y verduras con distintos aderezos y salsas. … Más